-call me freak-

Creo que es importante que prestes atención cuando te hablo.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

... y si no te importa lo que te estoy contando, actuá como si te estuviese relatando un boca - river.
Para mi SI es importante que me escuches.

Un beso

Chuni

RATA dijo...

Es muy importante que te presten atencion , pero a veces es TAAANN DIFICIL!

German dijo...

¿Eh? Uy!, perdoname. Sí, me interesa lo que quieras decir... No, dale, no seas así, por una vez... sí, te escuché, me hablabas de que te querías vestir de cosaca para enriquecer nuestra vida sexual... Bueeeeeno... algo escuché, pero decímelo de nuevo y listo. Dale, sí me importa. Vení, vení, mimimito. Mimitos y abrazos...

PERO ME DISTRAIGO, LA RE-P*T@ MADRE!!! VEO MUCHOS COLORES POR TODAS PARTES, MUCHA LUMINARIA, ¿CÓMO C@R@J* PUEDO CON TANTA CONTAMINACIÓN ALREDEDOR?

Perdón, amor, empecemos de nuevo, te prometo que te voy a prestar toda mi atenci... UUH! Mirá!! La colección de guerrero de Van Damme!!! ¿Eh? Uuh! Perdoname... fue la última.

Roky Rokoon dijo...

fundamental, odio que no te den bola, o que le preguntes algo y no se acuerden

Ale dijo...

Fundamental.

Doy por sobreentendida, claro, la delicadeza del sujeto emisor de no hablar durante un evento que requiera la atención del sujeto receptor, a menos que el mensaje sea - y odio esta palabra- ob-je-ti-va-men-te más importante que el antedicho evento.

Ilustro con un ejemplo:

Un comentario del emisor del estilo de "hoy la vi a Marita, está viviendo en Lanús y tiene tres hijos divinos" o "¿Me vas a buscar mañana a la salida del trabajo?" no es ob-je-ti-va-mente más importante que el penal que está a punto de patear el número nueve de la selección Argentina de fútbol, con marcador desfavorable 2-3 y en el minuto 88 del partido, por cuanto el emisor deberá observar la delicadeza de aguardar unos instantes hasta la concreción de dicho evento para emitir su mensaje, cuya urgencia es, convengámoslo, relativa.

Por el contrario, considero que no hay tiro desde el punto penal cuya relevancia sea mayor que "creo que estoy embarazada" o "necesitamos hablar (de nuestra relación y las cosas que considero que podemos hacer funcionar si me das un poco de bola y dejás de mirar partidos ocho días a la semana)" o "mi mamá tiene SIDA".

No concuerdo con el comentario de Chuni, ya que la simulación de atención deriva indefectiblemente en un vicio repetitivo y fallas graves de comunicación entre los interlocutores.

Trazando una analogía, es un caso parecido a cuando una mujer simula sus orgasmos y el tipo cree que es un fenómeno en la cama, debido a lo cual nunca pondrá atención ni esfuerzo en ser mejor amante.

Quizá simular atención es el falso orgasmo de un hombre.

Habichuela Mágica dijo...

Wow, un hombre... ¿prestar atención!? ¿Qué es eso?

Lelaina dijo...

pasa tan poco seguido esto chiquis
taaaaaaaaan poco

a menos que claro, te pares frente a la tv en pleno futbol de primera... o le pidas algo antes de ejem, bueno, se sabe

German dijo...

capáz que es porque no salieron con HOMBRES.

Willie dijo...

Tal vez no hay nada importante para decir ni escuchar, no?

Lelaina dijo...

mmmm
NO

Ale dijo...

Con todo respeto, Willie, imagino que quizá no te diste cuenta pero retrocediste 500 años en la escala evolutiva.

O quizá entendí mal y no dijiste que las mujeres no tienen nada interesante que decir.

Si es ese el caso, perdón.

Si no...

Y coincido con que, si no te presta atención, también es un poco culpa tuya...

¿¡Qué hacés con un tipo que no te presta atención!?

German dijo...

Exactamente, Ale. Los caballeros nos caracterizamos por prestar muchísima atención, y hacer oídos sordos a comentarios como el de Habichuela Mágica ¬¬

Si alguien no nos presta atención, hay que hacer algo al respecto, no solamente quejarnos "no me dá bola, buuu". Y para eso, nada mejor que las medidas extremas como patearlo a la mierda, eso sí le hará clic en la cabeza.

O no darle importancia y buscar a otra persona que sí nos preste atención. Eso sí, no hay que generalizar.

RATA dijo...

Perdón que decias??? me distrajo la luz brillante!

Lelaina dijo...

German dijo...

Che, hablando en serio... tengo un problema con la atención, me distraigo mucho -a menos que crea que soy un soldado universal o esté enamorado-, casi no puedo escuchar en un auto en movimiento o debo hacer un enorme esfuerzo mental para escuchar decentementeen en el bondi o en el subte y, además, tengo problemas de oído. Canto, toco el piano, sé afinar, pero tengo un problema de volúmen...

Y nadie me tiene ninguna consideración. Dicen "qué sordo" y a mí me duele... ¿qué puedo hacer al respecto? Ya fui al fonoaudiológo y me limpio las orejitas con cotonetes. Hablen más fuerte, PERRAS!!! Encima que me gusta que me hablen y me cuenten cosas, me dicen que soy un sordo de mierda sin el más mínimo decoro.

PERRAS! PERRAS!!! PERRRRRRASSSS!!! No necesito que griten, nada más que se saquen la papa de la boca, que levanten un poquito más el tono de voz o no sé...

yo dijo...

la verdad, ya me aburriste.

willie dijo...

ale: No, dije que tal vez no haya nada para decir, sea hombre o mujer.
no se si hay alguna "escala evolutiva", como decis.


saludos.

Kaia dijo...

Me gustaria que fuese al reves y no tener que escuchar las idioteces que a veces tiene que decir los hombres...pero una es buena y escucha...big mistake...

Ale dijo...

Según Kaia la idiotez es un atributo masculino, afirmación, la cual, que se refuta a sí misma, viniendo de una mujer.