soy fea por una cuestion de equilibrio universal.
si encima estuviera buena, sería competencia desleal.

2 comentarios:

capitanfla dijo...

Ah, claro.

Ahora entiendo un montón de cosas.
No importa.



La fealdad pasa por otros lados.


Te lo digo de corazón, y creeme: No existe mujer fea.

penuria dijo...

estoy de acuerdo, así explico también mi falta de recursos económicos: imagínense sumar a mi increíble personalidad, toda esa ropa que me encanta para superproducirme cada vez que salgo de casa!